fbpx
305 4606230

En época de pandemia es indudable la oportunidad que tenemos como consumidores de comprar los productos que necesitamos a través del Comercio Online. Sin embargo también aparecen los que se quieren aprovechar de la pandemia para captar nuevas víctimas.

Los ciberdelincuentes saben muy bien que el eslabón más débil de la cadena de Comercio Online somos nosotros los usuarios. Ahora que las circunstancias nos obligan a considerar el comercio electrónico para hacer las compras, te damos 9 consejos para mejorar la seguridad en ellas.

  1. Nunca jamás haga cosas delicadas en una red wifi que no sea la suya. Cuando te conectas a una red wifi de un lugar público puedes estar siendo objeto de un ataque cibernético en el que alguien esté leyendo los datos de la conexión y copiándolos para usarlos mas adelante. Así que evita conectarte a tu correo electrónico o realizar compras desde una conexión que no sea 100% segura.
  2.  Ojo con el phishing. A nuestro correo electrónico nos llegan ofertas irresistibles, algunas de tiendas de confianza que cuando haces click en ellas te llevan realmente a una tienda muy parecida, con un dominio muy parecido pero que se limita a recoger datos tuyos. Un buen ejemplo lo hemos visto recientemente con mensajes enviados por correo electrónico, supuestamente desde el Ministerio de Salud de Colombia, indicando que debes hacerte la prueba del coronavirus.
  3. Sospecha de las ofertas demasiado buenas para ser creíbles. Hace poco se detuvo en ciberestafador en Chinchiná Caldas que contaba con 12 portales web, a través de los cuales este sujeto presuntamente comercializaba diferentes productos, especialmente tecnológicos y sanitarios con motivo de la pandemia del Covid-19. El estafador exigía abonos del 50 por ciento o el pago total de la mercancía, que nunca llegaba a los compradores que resultaban afectados.
  4. “El candadito lo es todo“. No compres en webs que no tengan el candadito en la url (que comiencen con https). Esto te sirve para que nadie pueda recoger los datos entre tú y la tienda. Sin embargo debes primero asegurarte de que el sitio web en el que estás intentando hacer la transacción sea de fiar. Tener el candadito es gratis y cualquiera lo puede poner en pocos minutos.
  5. El antivirus. Hoy en día no usar un antivirus es como ir en carro sin el cinturón de seguridad. Tenerlo no te garantiza quitarte de problemas pero no tenerlo seguro que te los da. Y no basta con tenerlo, hay que actualizarlo.
  6. Pague siempre con el método más seguro que tenga, aunque cueste un poco más. Existen tarjetas de créditos diseñadas para los pagos online, también las hay recargables e ideales para compras por Internet. Algunas empresas ofrecen la posibilidad de hacer el pago por transferencia bancaria, probablemente no valga la pena el riesgo asumido.
  7. En caso de duda, utiliza preferiblemente sitios web en los que hayas tenido buena experiencia. A veces tomamos demasiados riesgos por un ahorro minúsculo. Si con un comercio online te ha ido bien, recompénsalo con tu fidelidad. La tranquilidad tiene precio.
  8. Comprueba de vez en cuando los cargos en tu tarjeta. Probablemente lo hagas pero si compras mucho online convendría hacerlo más a menudo para evitar disgustos.
  9. El password. No uses siempre el mismo password. Se roban muchísimos (miles de millones) y lo más probable es que alguna de tus combinaciones email+password ya circule por ahí y alguien intente utilizarlo.

Bastante tenemos con el confinamiento como para además tener otros problemas.

¡Ahora puedes ingresar con tu cuenta de Facebook o Gmail! Recientemente hemos introducido como mejora de usabilidad del sitio, la posibilidad de que el usuario pueda ingresar utilizando las credenciales de estas cuentas.

×